Venezuela, el drama que no se extingue

3 minutos
“Venezuela crisis” refleja el drama al que se enfrentan los venezolanos. Fuente: Ronaldo Schemdit

“Venezuela Crisis”, la instantánea del fotoperiodista venezolano Ronaldo Schemdit, ganó el premio a la mejor fotografía del año del World Press Photo

Venezuela lleva años sufriendo la represión del gobierno de Nicolás Maduro. Cansados de sus abusos en el poder, los venezolanos salieron a la calle a protestar, en lo que se conoció como la “Primavera Venezolana”. En una de estas manifestaciones, Ronaldo Schemdit captó la imagen que le ha valido el premio a la mejor fotografía del año de la 61ª edición del World Press Photo. El pasado 12 de abril, el fotoperiodista recibió el galardón por “Venezuela Crisis”.

La fotografía capta el momento en el que José Víctor Salazar, uno de los manifestantes en Caracas, huye de la escena envuelto en llamas. “Ese joven representa un país en llamas, un país con cicatrices, un país que cada día más las fuerzas de seguridad del estado asesinan, reprimen, torturan”, explica Carmen Riera, directora de proyectos de Runrun.es. El fotógrafo no solo capturó el terror del joven, sino que la imagen “es un fogonazo de la tragedia venezolana”, mantiene Lisseth Boon, jefa de la Unidad de Investigación de Runrun.es.

Venezuela se llenó de protestas durante cuatro meses por la decisión de Maduro de atribuirse las funciones de la Asamblea Nacional y de acumular más poder. La fotografía de Schemdit “registra también toda la furia que se desató en las calles del país contra la opresión, la injusticia y la impunidad”, explica Lisseth Boon. Minutos antes de que se tomara la fotografía, explotó una moto de la Guardia Nacional de Venezuela. La gasolina del depósito se había derramado y un cóctel molotov hizo que todo lo que estaba a su alrededor saliera ardiendo. Allí se encontraba José Víctor Salazar. “Ese joven no murió, aunque sufrió quemaduras en todo su cuerpo”, explica Carmen Riera. Quemaduras de primer y segundo grado por las que ha tenido que someterse a 25 operaciones. Schemdit se enteró tiempo después de que el joven era incapaz de ver aquella foto en la que salía en llamas.

“Visibiliza un drama colectivo que aún no se extingue”.

El fotógrafo fue muy criticado por no haber ayudado al joven. En aquel momento no dejó la cámara para socorrerle, pero, como contó él mismo en una charla, la hermana del fotografiado contó que gracias a la instantánea pudo recibir tratamiento médico gratuito en una clínica privada. Además, “la foto ganadora visibiliza un drama colectivo que aún no se extingue”, cuenta Lisseth Boon. A través de la imagen, muestra al mundo el problema venezolano.

Ambas periodistas han alabado la composición de la fotografía. Boon compara el movimiento del joven que intenta escapar del fuego sin éxito y deja una estela de llamas a su paso con “el dolor al cual se enfrentan y del cual quieren huir los venezolanos bajo el régimen de Nicolás Maduro”. También Carmen Riera dedica unas palabras a la composición de la imagen: “Es impecable, el protagonista se encuentra en medio de la imagen y corre en la misma dirección en la que aparece un grafiti de una pistola que apunta a la PAZ”.

Una fotografía cargada de mensajes, unos más simbólicos que otros, que pretenden concienciar sobre el drama venezolano. A pesar de la crueldad y la dureza de la situación del pueblo venezolano, su única intención es apuntar y dirigirse hacia la paz.  

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies