Por qué la condena al expresidente Lula divide a Brasil en dos

Por qué la condena al expresidente Lula divide a Brasil en dos
5 minutos

Tras un largo proceso en el que ha habido grandes movilizaciones en la calle a favor y en contra del presidente, el juez dicta sentencia de cárcel inmediata para Lula

1. ¿Quién es Lula da Silva?

Lula da Silva fue presidente de Brasil entre 2003 y 2010. Ganó dos elecciones generales a la presidencia y fue miembro fundador del Partido de los Trabajadores de Brasil. Es conocido por su carisma y como paradigma del ascenso político, pues era obrero metalúrgico y acabó siendo presidente de uno de los países más grandes del mundo y abanderando la causa de las clases más humildes del país carioca. Durante sus gobiernos, fruto de algunas de sus reformas, Brasil triplicó su PIB per cápita y se convirtió en una de las mayores potencias mundiales.

2. ¿Por qué ha sido juzgado?

La pena a la que se enfrenta es de 12 años y un mes por corrupción pasiva y lavado de dinero. La pena tiene que ver con casos de corrupción relacionados con la empresa constructora OAS. Lula negoció contratos ilegales que han sido destapados por la compra y reforma de un apartamento tríplex en Guarujá, en el litoral del estado de São Paulo. El expresidente ayudó a OAS a conseguir contratos privilegiados con Petrobras, petrolera dependiente del gobierno brasileño, así como con empresas del exterior y préstamos con el BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social) aprovechando su situación privilegiada dentro del gobierno y como último responsable de las empresas públicas.

Guayaquil (Ecuador), 03 de diciembre 2014. Luiz Inácio Lula Da Silva, Ex Presidente de Brasil, dicta una conferencia Foto: Luis Astudillo – Cancillería del Ecuador.

3. ¿Cuándo ingresará en prisión?

Moro, el magistrado encargado del llamado caso Lava Jato contra la corrupción de antiguos congresistas, senadores y diputados, ordenó la entrega de Lula este pasado viernes. Debido a la gran concentración de manifestantes en favor de Lula en frente del Sindicato de Metalúrgicos de ABC, lugar en el que se encuentra el expresidente (los medios brasileños hablan de hasta 15.000 personas), los abogados del petista han negociado su entrega a partir de las 10:30 de mañana sábado. Está previsto que Lula asistia una misa funeral en honor al aniversario del fallecimiento de su esposa, Marisa Leticia. Se espera que, en esta misa, Lula dé un discurso ante la multitud que se concentra a las puertas para apoyarle, según lo afirmaba ayer una nota difundida por el comité por la defensa de Lula.

La defensa presentó ayer un habeas corpus, procedimiento jurídico mediante el cual cualquier ciudadano puede comparecer inmediatamente ante el juez para que este determine sobre la legalidad del arresto. Persigue evitar los arrestos y detenciones arbitrarias asegurando los derechos básicos de la persona. Su defensa pretendía de esta manera ganar tiempo antes de que Lula ingresase en prisión, pues lo común en casos parecidos hasta el momento había sido la presentación de recursos y alegaciones para retrasar el ingreso en las instituciones penitenciarias. Fue desechado por 6 votos a 5 y el magistrado Cristiano Zanin, abogado de Lula, habló de la prisión inmediata como de una medida “ilegal”.

4. ¿Por qué es importante para Brasil?

El caso es de gran importancia debido a la fuerza mediática de la figura del expresidente. Cuando abandonó su cargo, gozaba de una gran popularidad y la noticia de su implicación en el caso Petrobras provocó el ataque frontal de sus detractores y la defensa de su inocencia por parte de la masa popular. El caso es relevante para Brasil ya que es la primera vez que un expresidente es condenado por corrupción pasiva y debe cumplir una pena de cárcel. Al mismo tiempo, se encuentran en el horizonte las elecciones presidenciales de octubre de este año, en las que Lula se presentaba como cabeza de lista y presidenciable por parte del Partido de los Trabajadores. Las encuestas realizadas hasta el momento en 2018 le daban a su formación porcentajes vencedores.

La manera en la que se ha llevado la causa, en la que el magistrado responsable no ha cumplido algunos de los plazos, ha llevado a la sospecha de que el juicio no se ha realizado en los tiempos que marca la legalidad y se ha buscado sacar un rédito político de un ingreso rápido en prisión del expresidente. Al mismo tiempo, ha existido una campaña de grandes concentraciones de personas pidiendo la condena, así como un apoyo constante a estas manifestaciones por parte de los medios de comunicación a favor de una condena contra Lula. Incluso entró en escena un mensaje del ejército para que hubiese tolerancia cero con Lula y se fuese inflexible a la hora de juzgarle, mensaje interpretado como un posicionamiento.

Tras el impeachment a Dilma Rouseff, se acentuó la división entre izquierda y derecha en el país, de manera que planea sobre el caso Lula la creencia de que la aceleración de su entrada en prisión en comparación con otros casos de corrupción tiene que ver con su primera posición en las encuestas de cara a las elecciones presidenciales del próximo octubre. Desde el Partido de los Trabajadores y varios órganos de izquierda se habla de persecución política y de que la justicia brasileña corre el peligro de politizarse.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies