La desigualdad racial en EEUU explicada en cuatro gráficos

La desigualdad racial en EEUU explicada en cuatro gráficos
3 minutos

Martin Luther King, el líder del movimiento de los derechos civiles en EEUU, fue asesinado en 1968. En ese mismo año, se publicó el informe Kerner, encargado por el presidente Lyndon B. Johnson a once políticos y senadores con el fin de hacer una radiografía de la situación de la comunidad afroamericana en el país.

Las voces negras, sin embargo, no se acallaron con la muerte del pastor estadounidense. Hoy en día, grupos como Black Lives Matter buscan todavía una igualdad real entre negros y blancos en el país. Pero, ¿cómo ha cambiado la grieta racial en estos cincuenta años?

Salarios

La brecha salarial entre blancos y negros en EEUU está íntimamente relacionada con la educación. Para empezar, el número de afroamericanos con estudios universitarios es menor que el de blancos. Esto explica en parte que los sueldos a los que los negros pueden acceder sean más bajos, según el Pew Research Center. No obstante, con el título en la mano, los afroamericanos ganan un 20% menos que los blancos que también tienen una carrera.

El otro factor que, según el PRS, contribuye a la desigualdad es la discriminación laboral. A pesar de que la mayoría de los americanos piensa que existe un trato igualitario, un 64% de los afroamericanos opinan que les tratan peor en el trabajo que a sus compañeros blancos. Es más, de acuerdo con el estudio, dos de cada diez adultos negros dicen haber sido tratados injustamente a la hora de ser contratados, en el salario o cuando aspiran a una ascenso,

Educación

A pesar de que en materia de educación elemental y secundaria la situación para los afroamericanos ha mejorado considerablemente respecto a 1968, persiste una gran brecha entre blancos y negros a la hora de obtener estudios universitarios. Dos factores explican esta diferencia: la pobreza y el haber estudiado en un instituto con alto porcentaje de alumnos pertenecientes a minorías, donde la enseñanza es de menor calidad, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Nueva York.

Encarcelamiento

A nivel global, Estados Unidos es el país con mayor número de personas encarceladas. Con solo el 5% de la población mundial, el 25% de los presos de todo el  mundo están en suelo americano. Además, tras las rejas se encierra un problema racial. En 2014, había 6,8 millones de presos en EEUU, de los cuales un 34% eran afroamericanos, siendo estos menos del 20% de la población total del país.

Un estudio de 2016 señala tres grandes causas que podrían explicar esta disparidad: las políticas y prácticas gubernamentales que afectan desproporcionadamente a la población afroamericana, los prejuicios raciales implícitos que afectan a los jueces y las desventajas estructurales a las que se enfrentan los negros antes de ingresar en el sistema de judicial.

En concreto, el estudio menciona las leyes sobre crímenes relacionados con drogas y su aplicación. Es 2,5 veces más probable que un policía arreste a una persona negra por posesión de drogas que a una blanca, explica el estudio de la ONG The Sentencing Project. Esto no se corresponde con la realidad: entre 1995 y 2005, los afroamericanos eran solo el 13% de los usuarios de estupefacientes en EEUU.

Pero ser arrestado injustamente no es lo peor que le puede suceder a un afroamericano en EEUU. Un ejemplo es Stephon Clark, un chico de 22 años al que la policía disparó ocho veces en la espalda cuando estaba en el patio de la casa de su abuela. Los agentes contestaron a la llamada de un vecino que decía haber visto a un hombre romper vidrios de algunos coches. Además de dos oficiales en tierra, les acompañaba un helicóptero que sobrevolaba la zona, quien fichó a Clark como sospechoso. En un vídeo del departamento de policía al que tuvo acceso The New York Times, se puede oír a los oficiales diciendo que el joven tenía un arma. En su cadáver, solo encontraron un móvil.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies