Lugares donde las mujeres no pueden entrar

5 minutos

La discriminación hacia la mujer sigue estando presente a pesar de que su rol se haya ido reconociendo a lo largo de los últimos años. Es complicado pensar que sigan existiendo sitios en los que las mujeres no son bienvenidas o directamente tengan prohibida la entrada.

Encontramos lugares dirigidos para visitar en familia, acompañados de la pareja o solos, pero también otros en los que se discrimina y se deja de lado a la mujer. Y no únicamente sitios privados, sino también turísticos. En Arabia Saudí, por ejemplo, no se les permite conducir o viajar solas.

Además, han vuelto a ponerse de moda los “Gentlemen Clubs”. Se trata de lugares muy selectivos en los que se protege con una alta seguridad la privacidad de los socios. Son conocidos por lo complicado que es acceder a ellos. Y como el propio nombre indica, son clubes única y exclusivamente masculinos.

Sociedades Gastronómicas, España:

Sociedad Gastronómica de Donostia-San Sebastián. Foto: Nemesio Rico

Son originarias de Guipúzcoa, más concretamente de San Sebastián. La primera se abrió en 1843 con la idea de ser un lugar de reunión de amigos y familiares. Conocidas también como “txokos”, son locales perfectamente equipados con amplias cocinas y comedores, algunas incluso disponen también de televisión y juegos de mesa. Se encuentran a pie de calle, como los restaurantes, pero a diferencia de estos son privados y de acceso exclusivo a los socios. Allí, cada cuadrilla se cocina y prepara su comida, merienda o cena.

Las sociedades nacieron para que los hombres contasen con un lugar de entretenimiento donde la figura de la mujer no fuera bienvenida. A lo largo de los años, esta idea ha ido evolucionando, a pesar de que el debate sobre el rol de la mujer siga en controversia. Actualmente, muchas de las sociedades admiten la entrada a mujeres, acompañadas por un hombre, aunque no les está permitido cocinar. Sin embargo, otras siguen manteniendo la costumbre y vetan la entrada al sexo femenino.

Monte Athos, Grecia

Unos dos mil monjes ortodoxos viven en el monte Athos. Foto: Pixabay

Este territorio autónomo está compuesto por veinte monasterios ortodoxos (griegos, rumanos, rusos, búlgaros, serbios y georgianos) bajo la soberanía griega. Consiguieron su autogobierno en 1924, fecha en la que redactaron los Fueros de la Montaña Sagrada de Athos. Esto les permite no cumplir ciertas leyes griegas, como algunas de la Unión Europea. Asimismo, está prohibida la entrada a todas las mujeres. La razón, dicen, es que las mujeres pueden romper el equilibrio espiritual de los monjes ortodoxos. En la actualidad, alrededor de 2.000 monjes ortodoxos viven en el monte Athos y las visitas al lugar están reguladas. Cada día se permite la visita de 120 personas (todos hombres) de las cuales 100 son griegos y 20, extranjeros.

A pesar del veto a las mujeres, algunas han logrado entrar en el lugar. Durante la Guerra Civil griega (1946-1949), el monte Athos ofreció santuario a campesinos, mujeres y niñas. Más tarde, en 1953 María Poumenidou, una mujer griega, consiguió colarse vestida de hombre.

Es curioso que, a pesar de que en 1988 el monte fuese declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, hoy en día las mujeres y niñas siguen estando vetadas.

Además, según el doctor Graham Speake, autor de un libro sobre el monte Athos, un reglamento del siglo X señala que todos los animales que sean hembras están excluidos del lugar porque “todos daban por hecho que las mujeres no podían acceder a los monasterios”.

Monte Omnine, Japón:

El monte Omine fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2004. Foto: Wikimedia Commons

El monasterio en el Monte Ōmine fue fundado en el siglo VIII como hogar de una nueva religión de Shugendō, que significa “el camino del entrenamiento y las pruebas”. El templo más sagrado para la religión Shugendō se encuentra en la sección de la colina Yamagaoka y un cartel en la entrada a la montaña proclama “No Women Admitted”, en inglés y japonés.

Se trata de un templo budista casi inaccesible situado en Nara, Japón. Se encuentra en la cima de una montaña a más de 5.000 metros de altura. En 2004, fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Según dicen, se prohíbe la entrada a mujeres para evitar que los hombres que meditan en el lugar se distraigan.

Cartel de entrada del Monte Omine. Foto: XiahPopTV

Es un lugar de peregrinaje y entrenamiento de los yamabushi. Se cree que las dos horas de ascensión a la cumbre ayudan a alcanzar el mundo espiritual, dejando abajo las preocupaciones terrenales.

Brooks´s Club, Londres:

Brook’s Club es un lugar donde disfrutar de los juegos y apuestas. Foto: Stephen Richards

Exclusivo para hombres. El club fue fundado en 1764 por 27 socios. El objetivo principal consistía en que fuese un lugar en el que los hombres de la época pudiesen estar tranquilos disfrutando con sus amigos del juego y de las apuestas.

Estos clubes siempre han sido reconocidos por sus estrictas condiciones para el acceso de nuevos socios. Lo primero era conseguir la recomendación de otro socio y que tu trabajo fuese interesante para el club. Además, había que poder permitirse pagar la cuantiosa cuota anual.

The Garrick Club, Londres:

El Garricks Club. Foto: Wikimedia Commons

Fundado en 1831, en Londres. Es un club exclusivamente para hombres de alto prestigio. En 2016, contaba con alrededor de 1.400 socios y tiene una lista de espera de siete años.

En aquellos años era un lugar donde actores y hombres de alta clase social se reunían en igualdad de condiciones. El club tiene una notable colección de obras de arte que representan la historia del teatro británico.

En julio de 2015, en The Garrick Club realizaron una votación para permitir la entrada a las mujeres. El 50,5% votó a favor de la admisión de las mujeres, sin embargo, las reglas del club solo pueden ser modificadas por una mayoría de dos tercios. Por ello, las mujeres siguen sin poder entrar al Garrick.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies