Los cuatro posibles escenarios tras las elecciones en Italia

Los cuatro posibles escenarios tras las elecciones en Italia
5 minutos

1. ¿Cuál ha sido el resultado de las elecciones?

El pasado domingo 4 de marzo, los italianos acudieron a las urnas y, tal y como pronosticaban las encuestas, ningún partido podrá gobernar en solitario o mediante pacto con una fuerza ideológicamente afín. El Movimiento 5 Estrellas fue el ganador de las elecciones. El Partido Democrático consiguió la segunda plaza, pero tuvo que asistir a la dimisión de su presidente, el exprimer ministro Matteo Renzi, por los 100 escaños perdidos respecto a los anteriores comicios. Tras este partido, La Liga de Salvini y Forza Italia de Silvio Berlusconi se consolidaron como la coalición más votada. No obstante, la sorpresa en el espectro de la derecha fue que el partido más votado fuese La Liga, de manera que, en caso de que la unión de estos partidos acabase presidiendo el ejecutivo italiano, Salvini tendría más opciones para ser nombrado primer ministro que Antonio Tajani, el candidato de Forza Italia propuesto por Berlusconi.

 

Cámara de los diputados:  630 escaños Mayoría absoluta: 316
Italianos con derecho a voto: 42.778.821 Participación: 72,93%

Resultados:

  1. Movimiento 5 Estrellas: 32.68 % 228 diputados
  2. Partido Democrático: 18.72 % 109 diputados
  3. Partidos coaligados a PD: 4,10%10 diputados
  4. La Liga Norte: 17.37 % 124 diputados
  5. Forza Italia: 14.01 % 104 diputados
  6. Fratelli d’Italia: 4.35 % 33 diputados
  7. Nosotros Con Italia: 1,30 % 6 diputados
  8. Liberi e Iguali: 3,38%14 diputados

FUENTE: Ministerio del interior italiano

2.  ¿Qué sumas se presentan como posibles?

Cinco estrellas + La Liga de Salvini  

El pacto entre Salivini y Luigi di Maio podría ser una de las opciones a la hora de desbloquear la situación, los dos partidos presentan propuestas comunes. En primer lugar, les une el carácter populista de sus partidos, ambos son los grandes vencedores de las elecciones, han desplazado a los partidos tradicionales y aglutinado el voto de los indignados y cansados de la política clásica de partidos. Les une también un discurso escéptico entorno al papel de Italia dentro de la Unión Europea, así como un posicionamiento contrario a la inmigración procedente de África, sobre todo para que esta sea regulada de manera contundente.

La gran desavenencia que presentan los partidos está relacionada con el ámbito económico. Por un lado, Salvini y la Liga defienden un descenso de los impuestos y de la carga fiscal que sufre el norte industrializado del país, mientras que el Movimiento 5 Estrellas se postula en el sentido contrario, ya que tiene la mayoría de sus votantes en el sur y pretende aprobar soluciones económicas contra la pobreza como una renta asistida de 780 euros para todos los italianos.

Un problema añadido es la inclinación de Salvini por formar un gobierno de coalición de centroderecha, donde se sentiría más cómodo ideológicamente y podría abordar el desafío de ampliar la base del partido y que este penetrase en zonas italianas distintas al norte. Al mismo tiempo, los sectores más izquierdistas del movimiento 5 estrellas, verían también con malos ojos un pacto con la Liga.

 

    M5E (228)+ Liga Norte (124)= 352

Ventajas

Inconvenientes

 

1. Euroescépticos

2. Antinmigración

3. Acceder al poder por primera vez.

1. Política económica. Presiones de tipo electoral por la procedencia de sus electores. Contraste Norte/ Sur.

2. Cercanía con la derecha de Salvini.

Gobierno de derechas 

Sería la unión más natural que podría darse, pues la fuerza de la coalición de centroderecha de la que forman parte La Liga, el partido de Berlusconi y Fratelli d’Italia posee un total de 267 escaños. El gran problema se encuentra en que este posible pacto debería incluir a tránsfugas de derechas y a los descontentos de otros partidos hasta formar un total de 49 apoyos para poder llegar a la mayoría de 316. Se le une a esta cuestión el hecho de que Forza Italia vería con reticencias que el candidato La Liga fuese primer ministro, pues al inicio de las elecciones se preveía que Forza Italia fuese el partido más votado dentro de la coalición de centroderecha y que Antonio Tajani hubiese accedido a formar gobierno.

Coalición de centroderecha (267) + Disidentes (49*) =316

Ventajas

Inconvenientes

1.  Naturaleza ideológica compatible. Sobre todo dentro de la coalición inicial. 1. Lograr sumar el apoyo de un número elevado de escaños ajenos a la coalición.

2. Interés de Forza Italia para que Tajani presida el gobierno en vez de Salvini.

* Número de apoyos que tendría que lograr la coalición para llegar a la mayoría necesaria para formar gobierno.

Luigi di Maio, candidato por el M5E, en la celebración de los 60 años de Italia en la ONU. Foto: Camera dei diputati

Cinco estrellas + Centroizquierda  

Se plantea también como posible que Movimiento 5 Estrellas llegue a un acuerdo con el Partido Democrático. Matteo Renzi afirmó antes de las elecciones que no pactaría con ninguno de los partidos extremistas que se presentaban a las elecciones (M5E y la Liga). No obstante, tras su dimisión, sectores del partido verían con interés el pacto para mantenerse en el poder, y al menos optar a la presidencia de una de las dos cámaras, posiblemente la del senado. En relación a los inconvenientes, serían principalmente de tipo ideológico, sobre todo en torno a la Unión Europea.

Ventajas

Inconvenientes

1. Acceder al gobierno por parte de M5E. Para PD mantener el poder y opción de presidir una de las cámaras.

2. Tras la dimisión de Renzi se hace posible el pacto.

1. Ideología. El PD es fuertemente europeísta y encargado de llevar a cabo en el gobierno la mayoría de políticas que M5E ha criticado

`

Movimiento 5 Estrellas (267) + Partido Democrático (49*) =316

Gobierno de Gran Coalición

La última opción contemplable sería la de que ninguno de los partidos fuese capaz de llegar a un acuerdo lo suficientemente consistente como para formar un ejecutivo funcional. Tomaría entonces la iniciativa el presidente de la República, Sergio Mattarella, y a modo de árbitro propondría un gobierno de unidad nacional en el que los partidos se pusieran de acuerdo para cambiar la ley electoral y acudir a unas nuevas elecciones que permitiesen desbloquear la actual situación. El principal inconveniente es que ese gobierno debería encontrar el apoyo de los principales partidos, y que el cambio en la ley electoral necesariamente presentaría perjudicados y beneficiados en relación a los resultados de las últimas elecciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies