No existe una forma de duelo mejor que otra

No existe una forma de duelo mejor que otra
4 minutos

 Los medios de comunicación han ensalzado a Patricia Ramírez, la madre de Gabriel, por su forma de afrontar el duelo, pero ¿qué pasa con el resto de familias? Las familias de Gabriel Cruz, Marta del Castillo y Diana Quer demuestran que no hay una respuesta única ante la tragedia

El cuerpo de Gabriel Cruz Ramírez se encontró doce días después de su desaparición. Durante este tiempo, su familia estuvo expuesta ante los medios, en especial su madre, Patricia Ramírez. La psicóloga Alba Payàs analizó su reacción y la de la sociedad para La Vanguardia. Ante las alabanzas de los medios por su bondad y entereza, el amor de sus mensajes y su petición de no hablar de la asesina, la psicóloga explica que Patricia se encontraba en estado de shock. Estaba atravesando lo que se conoce como duelo intuitivo. Alba Payàs explica que la madre de Gabriel ha desconectado de algunos aspectos de la tragedia y se ha separado de emociones como la ira, el enfado o la venganza, pero estas emociones pueden llegar después.

El duelo es un proceso de adaptación emocional que sigue a una pérdida. No se puede esperar que todas las personas reaccionen de una misma forma ante estos casos. Beatriz Fernández, psicóloga especialista en duelos, explica que no hay un proceso mejor que otro, sino que cada uno lo lleva como puede. Ante el análisis que los medios de comunicación realizan a estas familias mantiene que “a los medios les gusta mucho juzgar”.

No existe una forma de duelo mejor que otra, “a los medios les gusta mucho juzgar”, Beatriz Fernández. Fuente: Prasad Perakam

Otras familias en proceso de duelo

Sin embargo, los medios de comunicación fueron menos considerados con la familia de Diana Quer. Trataron de sacar sus trapos sucios y convirtieron su vida en una suerte de reality. Se habló de sus peleas familiares, el divorcio de los padres, la lucha por la custodia de las niñas y las malas compañías de Diana. Los medios también recogieron las declaraciones del padre de la joven en las que afirmaba que, si le hubieran concedido la custodia de las menores antes de la desaparición de Diana, nada hubiera pasado. Una conversación paralela a su desaparición, que duró 500 días.

Los mensajes que Valeria, la hermana menor de Diana, hizo públicos en las redes sociales distan mucho de la comprensión que mostraba la madre de Gabriel, pero no por ello su duelo es peor. Insultó al asesino de su hermana y sus seguidores le aplaudieron por su sinceridad y apertura.

Marta del Castillo desapareció hace casi 10 años. Su familia sabe que la joven fue asesinada, pero desconocen dónde se encuentra su cuerpo. Antonio del Castillo, su padre, llegó a ofrecer 18.000 euros a Miguel Carcaño si confesaba el lugar exacto en el que dejó el cuerpo de su hija.

Los padres de Marta, en especial Antonio, siguen manteniendo contacto con los medios. Al aparecer el cuerpo de Diana, dieron el pésame a su familia, pero confesaron la envidia que sentían porque “encontrar sus restos es necesario para cerrar el duelo”.

El Grupo de Intervención Psicológica del Colegio Oficial de Psicología de Navarra (GIPEC NAVARRA), formado por profesionales especialistas en catástrofes, considera que no es justo ni útil clasificar el duelo de una persona. Mucho menos en dos grupos como hacen los medios (intuitivo e instrumental). Según los expertos, se trata de una visión reduccionista de las reacciones humanas ante las pérdidas. Los psicólogos trabajan con una norma básica: cada persona es única; por eso, el duelo también lo es. Estos profesionales explican que el duelo del paciente depende de la historia su vida, el apego o el aprendizaje de regulación de emociones.

Los psicólogos de este grupo coinciden en que el tratamiento que han dado los medios a estos casos no ha sido el adecuado. A diferencia de los periodistas, los psicólogos no se atreven a hablar del comportamiento de un ser humano ante una pérdida tan grande en medios tan poco naturales como la televisión o las redes sociales. Su conclusión es que los medios de comunicación han juzgado la actitud de estas  sin tener en cuenta que el duelo es un proceso personal y que los afectados estaban siendo expuestos ante la sociedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies