Cinco preguntas para entender las elecciones italianas

Cinco preguntas para entender las elecciones italianas
5 minutos

1. ¿Por qué son importantes?

  • Para Italia: Es muy probable que el Partido Democrático de Mario Renzi y del actual primer Ministro Gentiloni sea expulsado del poder. Una coalición de centroderecha entre la Liga Norte y el partido del veterano Silvio Berlusconi podría imponerse. También está en la lucha el movimiento antieuropeísta 5 Estrellas (M5E), no para gobernar pero si para ser primera fuerza.
  • Para Europa: Tras el Brexit, si los partidos populistas euroescépticos (Liga Norte y M5E) se alzan con el poder, podrían obstaculizar y desestabilizar el proyecto de la Unión Europea. Italia es también el principal país en acogida de inmigrantes africanos en Europa, un acceso al poder de los partidos antinmigrantes cambiaría completamente la política de acogida.

2. ¿Por qué el sistema electoral italiano es tan complejo?

La inestabilidad del ejecutivo italiano es paradigmática en Europa. Tras la derrota de Mussolini en la segunda guerra mundial, la nueva Constitución de 1947 le otorgó gran poder al presidente de la República y al Parlamento para evitar que la historia pudiera repetirse. El sistema favorece el multipartidismo y la no formación de gobiernos con mucha fuerza en las instituciones.

3. ¿Qué partidos concurren en los comicios?

  • Movimiento 5 estrellas: Irrumpió en la política italiana en el año 2013, cuando Beppe Grillo consiguió ganar las elecciones dando un golpe sobre la mesa en el panorama italiano. El movimiento se postuló como contrario a la política de los partidos tradicionales y antisistema.
  • Partido Democrático (PD): El Partido Democrático es el actual poseedor del poder en la figura de Gentiloni. Lo lidera el ex-primer ministro Matteo Renzi, que tuvo que dimitir tras su fracaso en el referéndum constitucional de 2016, que fue tomado como un plebiscito contra su persona y la gestión del gobierno. Acuden en coalición con el partido +Europa, encabezado por Emma Bonino, conocida por su trabajo en Bruselas y por su defensa de los derechos de las mujeres.
  • +Europa: Acude en coalición con el partido democrático de Renzi.
  • Liberi e Uguali: Pietro Grasso, exfiscal antimafia en Palermo. Nacionalidad de los hijos de extranjeros nacidos en Italia. Grasso aseguró que bajo ningún concepto pactará con la derecha de Silvio Berlusconi o con el actual partido en el poder de Renzi. Los sondeos le daban a Grasso el 6% de los votos, lo que le permitiría tener representación parlamentaria.
  • Forza Italia: Antonio Tajani es el candidato del partido de Berlusconi, pues este está inhabilitado a cualquier cargo público por delitos fiscales hasta el año 2019. Berlusconi ha participado activamente en la campaña electoral. Ha anunciado anunciando que, si su coalición llega a obtener más del 40% de los votos para formar gobierno, su candidato a primer ministro es el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani. Se trata de una estrategia para llevar tranquilidad a los mercados ante los temores que despiertan sus socios electorales, los xenófobos Matteo Salvini y Giorgia Meloni de la Liga Norte y de Fratelli d’Italia.
  • La Liga: La Liga Norte de Salvini, que ha acudido a estas elecciones prescindiendo de su apellido para llegar a la gente del sur y postularse como la derecha defensora de los derechos de los italianos contra el flujo de inmigrantes. Salvini ha utilizado la retórica anti Unión Europea y antiglobalización, ya que sus partidarios están descontentos con la economía y la inmigración.

4. ¿Qué dicen las encuestas?

Los sondeos indican que ningún partido alcanzará la mayoría absoluta para formar un gobierno. Sin embargo, sitúan a la cabeza a la coalición de derechas formada por Forza Italia y la Liga Norte, seguida por el movimiento antieuropeísta Cinco Estrellas que podría hacerse con la victoria aunque no fuese suficiente para gobernar. Tras ellos la alianza de centroizquierda de Mateo Renzi.

5. ¿Qué escenarios se pueden dar?

Los resultados de las elecciones de este domingo probablemente dejen una Italia en un escenario de fragmentación política y sin mayorías, todos ellos difíciles y en los que las fuerzas deberán ceder en el aspecto ideológico para poder formar un poder efectivo y con capacidad para gobernar.  De cumplirse los pronósticos, el candidato del Movimiento 5 Estrellas, Luigi di Maio, debería ser a priori quien recibiera el encargo de ser primer ministro por parte del presidente de la República, Sergio Matarella, por ser la lista más votada. Sin embargo, la poca predisposición de su partido para formar alianzas hace que esta hipótesis se complique.

El segundo con más opciones es Tajani, siempre que Forza Italia sea el partido más votado de la coalición de centro-derecha, pues si la Liga de Matteo Salvini se impusiese, sería probablemente éste quién encabezaría el Gobierno italiano.

No obstante, el escenario que se plantea como más probable, aunque a priori sea rechazado por todos los implicados, es que acabe formándose una gran coalición entre el Partido Democrático y Forza Italia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies