Claves en la desaparición de menores

5 minutos

Las cifras que ofrece el Ministerio del Interior sobre desapariciones en España son las siguientes:

0 Denuncias registradas en España
0 Denuncias que continúan activas
0 Denuncias activas de menores

A este último grupo pertenece el caso de Gabriel Cruz Ramírez. El niño de 8 años desapareció el pasado martes 27 de febrero en Níjar, Almería.

Según un informe del Ministerio del Interior sobre las desapariciones de 2017, las que más preocupan a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad son las de menores. Suponen dos tercios de las denuncias recogidas en el PDyRH (Personas Desaparecidas y Restos Humanos sin identificar), y todas ellas se consideran de alto riesgo.

Las Fuerzas de seguridad distinguen entre dos tipos de desapariciones en función de la urgencia que se tenga por encontrar a estas personas. Están las de alto riesgo y las de riesgo limitado. Las primeras suponen la movilización inmediata de los cuerpos y se dan en los siguientes casos: la desaparición de menores, de víctimas de violencia de género, cuando existen  indicios sobre una actividad delictiva de terceros, cuando se tienen datos sobre un posible riesgo para la vida o integridad física del desaparecido y cuando las desapariciones en las que la persona ausente puede ser un riesgo para terceros.

Si las desapariciones de menores son calificadas de alto riesgo y hay que actuar con rapidez, sorprende la falta de información que existe entre la población e, incluso, entre las Fuerzas de Seguridad.

4.164 o 14.000

La cifra de denuncias activas que ofrece el Ministerio del Interior ni se acerca a la que presenta la plataforma SOS Desaparecidos. Esta organización ayuda a las familias a difundir información sobre las personas desaparecidas para la movilización ciudadana. Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos, cuenta en una entrevista a ABC que la cifra que proponen no es oficial porque existen datos oficiales. No obstante, el número que ofrece el Ministerio del Interior no tiene en cuenta los 5.000 cuerpos que están en la morgue sin identificar, mientras que SOS Desaparecidos sí los contempla.

Ante la falta de acuerdo y datos oficiales, las familias mandaron una carta de peticiones urgentes que está disponible en la página web de SOS Desaparecidos. Además, la Instrucción 1/2009 supuso la creación del PDyRH, una base de datos conjunta entre todos los cuerpos policiales del estado español. Pero parece que, aún contando con esta base de datos, la cifra sigue sin ser oficial.

1/2009 Se trata de la Instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad sobre actuación policial ante la desaparición de menores de edad y otras desapariciones de alto riesgo.

Esta regulación hace hincapié en la necesidad de crear un protocolo de actuación de los distintos cuerpos policiales para unas búsquedas más efectivas. La Instrucción 1/2009 promovió la creación del PDyRH y una línea directa para casos de niños desaparecidos (116000), la unificación del modelo de las denuncias y el desarrollo de un sistema de alerta para pedir la colaboración ciudadana a través de los medios de comunicación.

Aunque se trata de un intento de unificación que lleva vigente nueve años, parece que no todos los cuerpos policiales están al tanto. Al menos no todos los agentes dedicados a este asunto, como ha demostrado la Guardia Civil al contactar con ella y consultarles sobre esta Instrucción. Ante esta desinformación, SOS Desaparecidos recomienda a las familias que recuerden a los cuerpos policiales la aplicación de esta Instrucción.

24

Aunque en las películas se hable de esperar al menos un día para denunciar la desaparición de un menor y de dos para un adulto, la Guardia Civil mantiene que se trata de un mito. La ausencia de un menor, al ser considerada de alto riesgo, debe denunciarse lo antes posible. Lo mismo ocurre en el caso de un adulto, ya que las primeras horas son cruciales. Sin embargo, es el cuerpo que recibe la denuncia quien decide cuándo actuar dependiendo de su riesgo.

Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos, también desmiente esta información. Para la desaparición de un menor nunca se ha tenido que esperar para poner la denuncia. Sin embargo, si se trataba de un adulto, la normativa indicaba esperar entre 24 y 48 horas para iniciar su búsqueda. Esto cambió con la Instrucción 1/2009.

La plataforma SOS Desaparecidos aconseja a las familias que, al poner la denuncia, recuerden a la policía que con esta nueva normativa ya no hay obligación de esperar hasta dos días para buscar a un desaparecido. Una medida para paliar el desconocimiento de ciertas Fuerzas de Seguridad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies